El pasajero de un tren arranca parte de una oreja a un vigilante de seguridad

Un vigilante de seguridad y dos ertzainas han sido atendidos en un centro sanitario tras ser agredidos violentamente por un pasajero.

Los hechos ocurrieron este domingo a primera hora de la tarde cuando el pasajero, de origen senegalés, se negó a apearse del tren con la pretensión de que el maquinista le llevara hasta Irun cuando el trayecto finalizaba en Lezo-Errenteria. Ante la negativa, los vigilantes solicitaron la presencia de la Ertzaintza que se personó en el lugar. Fue entonces cuando el pasajero agredió al vigilante de seguridad, al que arrancó un trozo de oreja de un mordisco, y a dos ertzainas.

El agresor fue detenido por un delito de atentado contra agentes de la autoridad y lesiones. El sindicato UGT ha mostrado su solidaridad con los agentes y el vigilante y ha pedido que el ataque a este último sea considerado también como «agresión a agente de la autoridad», según establece la Ley de Seguridad Privada.

UGT pide medios de autoprotección para los vigilantes

Este sindicato ha reclamado medios de autoprotección para los vigilantes tanto a las empresas como al Gobierno que, ha indicado, hacen oídos sordos “a las constantes agresiones sufridas por el personal de seguridad privada en el desempeño de sus funciones”.

Recuerda que desde principios de este año UGT ha mantenido reuniones con responsables políticos y empresas para exigir medios de autoprotección para los vigilantes así como la necesidad de abordar desde el reglamento de seguridad privada, actualmente en trámite, una mayor protección jurídica y la recuperación del carácter de agente de la autoridad.