El diputado africano del PSOE fue condenado a prisión por patear la cabeza de un anciano y herirle

nfMraCb.png


El diputado afrosocialista por La Palmas, Luc André Diouf, que el otro día fue subido por el Gobierno del bulo al púlpito del Congreso de los Diputados para defender la inmigración ilegal en Canarias, fue condenado por sentencia firme a un año y medio de prisión por un delito de lesiones a un ciudadano de avanzada edad. Según El Digital de Canarias, el ahora diputado le propinó una brutal paliza que le ocasionó un severo traumatismo craneal y una perforación de un tímpano que le dejó sin audición.

A pesar de ese historial delictivo, y al contrario de lo que ocurre con la derecha acomplejada, el PSOE ovaciona y enaltece a este sujeto mediante aplausos generalizados.

Los hechos se remontan al 8 de febrero de 2005 , cuando el diputado senegalés del PSOE propinó un golpiza a un español de avanzada edad llamado Gregorio González. El diputado se ensañó con la víctima, pues tras tirar a la misma al suelo, le pateó violentamente la cabeza hasta producirle graves lesiones.

Antes de ser fichado por el PSOE como diputado racializado, Luc André Diouf fue delegado del sindicato oficialista CCOO, en donde tampoco importó el pasado delictivo del diputado.

 

En 2005 pateó la cabeza a un anciano provocándole traumatismo facial y craneal, además de perforación de tímpano, ahora es diputado del PSOE y pretende dar lecciones de derechos humanos​

Se llama Luc André Diouf Dioh, nació el 18 de enero de 1965 en Senegal. Hizo dos años de Económicas en Senegal y en 1992 llegó a España, concretamente a la isla de Gran Canaria. Comenzó a trabajar en Comisiones Obreras en 1996 y en 2017 entró a formar parte de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

El 8 de febrero de 2005, durante una discuión, Luc André Diouf propinó patadas en una pierna y en el cuello a Gregorio González. Con éste en el suelo, el agresor le pateó en la cabeza, ocasionándole un traumatismo facial y craneal, además de una perforación timpánica, con pérdida parcial de la audición. Durante el juicio, el acusado admitió los hechos y se justificó aduciendo que fueron el fruto de una discusión, durante la cual cayeron al suelo, lesionando a su víctima.

Gregorio González, por su parte, dijo no conocer de nada a su agresor y que este ya le había pagado la correspondiente indemnización. González admitió durante el juicio que estaba recuperado de las lesiones sufridas, por lo que al acusado le fue retirado el delito de vulneración del artículo 149, que se refiere a la causa de lesiones permanentes.

La pena solicitada por la Fiscalía para el hoy dirigente socialista quedó reducida a año y medio de prisión.

Ahora, Luc André Diouf Dio es diputado del PSOE por Gran Canaria y le tenemos que aguantar que, desde la tribuna del Congreso de los Diputados se dedique a dar lecciones a Vox sobre derechos humanos y que lo haga con el mayor de los descaros y sin que se le caiga la cara de vergüenza.