Arnold Schwarzenegger revela que le han puesto un marcapasos tras tres cirugías a corazón abierto

schwarzenegger-kutE-U601674593857pWE-1200x840@diario_abc.jpg


Miles de fans del aclamado actor Arnold Schwarzenegger siguen con impaciencia las últimas novedades sobre el estado de salud del artista de 76 años. El intérprete está atravesando un momento muy delicado en cuando a salud se refiere, motivo por el cual ha tenido que pasar por quirófano en varias ocasiones.

Tras someterse a diferentes intervenciones a lo largo de los años, el americano ha confesado a sus seguidores a través de su conocido podcast Arnold's Pump Club que ha tenido que parar su rutina deportiva de manera indefinida tras pasar por quirófano.

''El lunes pasado me operaron para convertirme en un poco más una máquina, como Terminator: me puse un marcapasos", ha declarado el exfisicoculturista profesional con su peculiar sentido del humor.

Según ha comunicado, se sometió a tres operaciones distintas y le colocaron el dispositivo para mejorar el funcionamiento de su corazón. Pese a que ha notado una más que evidente mejoría, todavía le queda camino por recorrer. Sin embargo, el actor ha intentado restar importancia al asunto: "Me operaron el lunes y el viernes ya estaba en un gran evento ambiental con mi amiga y compañera defensora del fitness Jane Fonda. Por cierto, cuando hablamos de que el ejercicio es la única píldora mágica para frenar el envejecimiento, mira a Jane ¡Ella es diez años mayor que yo y este año cumplirá 87!".

Como no podía ser de otra manera, Schwarzenegger también ha querido aprovechar la comunicación para agradecer el trabajo de los médicos de la Clínica Cleveland: ''Todos los médicos y enfermeras me cuidaron de maravilla e hicieron que la cirugía fuera lo menos dolorosa posible''.

Como es sabido, el actor se ha sometido a diferentes operaciones del corazón con anterioridad. En 2020 le tuvieron que reemplazar la válvula aórtica (junto con una nueva válvula pulmonar que había recibido en 2018). 23 años antes, en 1997, el protagonista de Conan, el Bárbaro se sometió a una cirugía cardíaca electiva para reemplazar una válvula cardíaca aórtica congénita defectuosa.

No le gustan las quejas ni las lamentaciones​

El actor ha reconocido que no le gusta hablar de su historial médico, pero ha desvelado el motivo por el que ha decidido ser transparente con respecto dicha cuestión: la gente en su misma situación. El expolítico ha recibido mensajes de muchas personas que tienen una válvula aórtica bicúspide como él, quienes han agradecido la visibilidad y las fuerzas que muestra tras cada proceso médico.

''Así es la vida con un problema genético del corazón, pero no me oiréis quejarme'', ha declarado tras anunciar que se realiza chequeos con frecuencia. Cabe destacar que su madre falleció por un problema similar, algo que le hace estar alerta y hacer caso a los doctores sin rechistar.