Unos okupas llaman a la Policía porque los vecinos han organizado una cacerolada contra ellos y "hacen ruido"

Los okupas están cada vez más envalentonados. A la falta de consecuencias legales de sus acciones se le suma el hecho que los partidos progres los defienden a capa y espada y no van a legislar en su contra, todo lo contrario. A partir de estas elecciones, si sigue gobernando la izquierda sus derechos todavía irán a más.

Esto provoca constantemente situaciones surrealistas. Una de ellas ha sucedido estos días en Sevilla después de que una familia con un niño de 3 años no pueda vivir en la casa que acababan de comprar en la capital hispalense porque unos okupas se habían metido dentro. Una situación que pasa más veces de lo que uno pueda pensar pero que todavía se complicó mucho más.

Los vecinos habían organizado una cacerolada en solidaridad con la familia propietaria del inmueble y los okupas han decidido llamar a la Policía argumentando que les molestaba el ruido. Una vez allí los okupas han dicho a la Policía que no se irían hasta la próxima semana. Los agentes, ante la falta de herramientas legales para poder hacer nada al respecto, se han tenido que ir.

Por suerte, los vecinos no se han rendido y han subido el tono de su cacerolada hasta que los okupas se han ido y la familia ha podido recuperar su casa. Una historia con final feliz y que demuestra el auténtico despropósito que se vive en este país con unas leyes que protegen a los delincuentes y donde los ciudadanos honrados se tienen que tomar la justicia por su mano.

 

Forum statistics

Threads
100,222
Messages
677,056
Members
24,441
Latest member
tebe1212