Suecia elige hoy entre el sistema o la xenofobia ultraconservadora | ForoTrolls

Suecia elige hoy entre el sistema o la xenofobia ultraconservadora

Shizuka

Vip
25 Nov 2010
74.612
119
Este domingo, unos siete millones de suecos decidirán en las urnas el futuro del país. Se trata de una situación inédita en la potencia escandinava en la que la ultraderecha ha ido ganando posiciones durante los últimos meses hasta convertirse en la segunda fuerza en intención de voto.

La última encuesta, de Novus, del pasado jueves, ilustraba que los xenófobos Demócratas Suecos obtendrían un 19,1% de los votos. Por delante estaría el centenario partido socialdemócrata, liderado por el actual primer ministro, Stefan Löfven, con un 24,9% de las papeletas. De confirmarse, el resultado de los socialdemócratas sería el peor de su historia en unos comicios para elegir a los 349 miembros del Riskdag (Parlamento sueco). Para entrar en el Parlamento, una formación debe superar el umbral electoral del 4% en todo el país o el 12% en una de las 29 circunscripciones.

"Considero que en la campaña lo estamos haciendo bien", dice al teléfono Philip Botström que con 27 años es el jefe de las juventudes socialdemócratas en Suecia desde 2015. Botström reconoce el aumento de la ultraderecha, pero matiza que la sociedad no se ha vuelto más conservadora. "Nos han ganado votos a nosotros, pero también a los moderados", que en Suecia son de corte conservador. "Si al final los Demócratas Suecos tienen la posibilidad de participar en un Gobierno, van a decepcionar a la gente", cuenta, agotado, en su último día de intensa actividad electoral. Cree que no tienen agenda y que su discurso se fundamenta en generar odio y cosechar el descontento de los ciudadanos.

Tradicionalmente, la coalición gobernante (socialdemócratas y verdes) y la Alianza (el pacto entre la derecha: moderados, centro, liberales y democraistianos) impusieron lo que se conoce como un cordón sanitario —aislamiento pactado— a los xenófobos para evitar que llegasen a ocupar algún cargo de poder. En estos comicios, sin embargo, la Alianza ha rechazado ya esta práctica y lo que está por ver es cómo se comportan respecto al resultado de los DS y viceversa.

"Los Demócratas Suecos se comportan como la leyenda del trol en Suecia: en la oscuridad se crecen y viven normalmente, pero cuando les sacas a la luz, se desintegran o se petrifican", explicaba hace días un ciudadano de la isla sueca de Gotland que pide no ser citado. Y es que muchos piensan que el hecho de haber estado aislados es lo que ha hecho que ahora reciban tantos votos. Cuando se pacte con ellos —como Finlandia hizo con los xenófobos Verdaderos Finlandeses; Noruega con el Partido del Progreso; y Dinamarca con el Partido Popular Danés— es cuando de verdad se verá si son consistentes, o de fiar, señalan fuentes diplomáticas. La ciudadanía está empezando a ver que mirar hacia otro lado no es la mejor solución.

La campaña electoral la ha dominado la inmigración. Para los xenófobos ha sido la punta de lanza y casi el único argumento electoral: demasiada gente, demasiado gasto, demasiado peligro para la sociedad sueca. Sin embargo, los socialdemócratas se han ido desmarcando de ese campo de batalla para hablar sobre el orgullo nacional: el Estado de bienestar. "Eso es lo que le importa a la gente, no la inmigración", sostiene Botström.

Y los datos lo avalan. Según la empresa de análisis Kantar Sifo, la primera preocupación para los suecos de cara a estas elecciones es la Sanidad, seguido de la Educación. Toivo Sjörén, experto de la misma empresa, da la clave por la que los DS han elegido su batalla en esta guerra: "La sanidad no mueve votantes, la inmigración o el cambio climático sí", concluye.

Sea cual sea el resultado de la votación que empieza a las ocho de la mañana y termina a las ocho de la tarde, Suecia —y el resto de Europa— tendrá que esperar semanas, según fuentes del Gobierno, para poder ver cómo se van fraguando, y en qué sentido, las alianzas políticas entre partidos. Lo que es seguro es que, tras un lustro de permanecer en la sombra, la ultraderecha ha llegado al primer plano de la política en Suecia.

Suecia elige hoy entre el sistema o la xenofobia ultraconservadora
 

Shizuka

Vip
25 Nov 2010
74.612
119
Cualquiera lo diría en pleno viernes de oración, con la Mezquita de Malmo llena de fieles, pero esto, Almgården, es un bastión de Demócratas de Suecia (SD), el partido nacionalista antiinmigración y anti-UE al que todos los sondeos auguran un llamativo crecimiento en las elecciones legislativas. No hay ningún otro barrio sueco donde el SD consiga tantos votos: el 35,5% en las generales de 2014 y el 41% en las europeas de ese mismo año. Únicamente los socialdemócratas sumaron más votos (41,9%). Nadie más alcanzó el 10%.

La ubicación del templo no es tan sorprendente: Almgården es vecino de Rosengård. Sólo una carretera de circunvalación, el Inre Ringvägen, lo separa del distrito con peor fama del país, como una especie de Muro de Berlín sin guardas ni ametralladoras. Rosengård fue uno de los proyectos incluidos en el Programa del Millón, un plan socialdemócrata que entre 1965 y 1975 llevó al Gobierno a construir o mejorar cerca de un millón de viviendas en las principales urbes suecas. Casi todas estas áreas figuran hoy entre las más deprimidas, con una renta per cápita muy inferior a la media nacional, e índices de desempleo y delincuencia muy superiores. Los habitantes de origen extranjero, principalmente iraquíes, bosnios, palestinos y afganos, constituyen en Rosengård el 86% de su población. No es un lugar donde apetezca echar raíces. Un 15% de sus residentes, sobre todo quienes disponen de más recursos, se marcha cada año a direcciones menos problemáticas.

Si Almgården, que forma parte del distrito de Husie, es un feudo nacionalista, los barrios de Rosengård son el reverso de la moneda. Allí reinan los socialdemócratas sin apenas oposición, superando ampliamente el 70% del voto, mientras que el SD se mueve entre el 1 y el 5%. En Herrgården, la parte más conflictiva de Rosengård, con un 96% de habitantes de origen foráneo, la izquierda superó en 2014 el 90%. El SD apenas si llegó al 1%. La participación, eso sí, fue de un mísero 15%. En general, Malmo es territorio agradecido para el SD. En las legislativas de 2014 tuvo el 13,5% de los votos, un 0,6 superior a la media nacional.

Más tiroteos

Suecia es actualmente el país nórdico con más muertes por armas de fuego. En 2017 se produjeron 320 tiroteos con un saldo de 40 muertos. Un incremento del 120% desde 2011, que la Policía achaca a conflictos entre bandas asentadas en los barrios problemáticos e integradas casi en su totalidad por extranjeros. Este año, la cifra ha bajado levemente, pero sigue siendo alta. Sólo en Malmo ha habido 10 asesinatos con armas de fuego.

La relación entre inmigración y criminalidad es difícil de establecer, al menos con sello oficial. A diferencia de lo que ocurre en la vecina Dinamarca, donde el Estado realiza este tipo de investigación con regularidad, en Suecia la última se remonta a 2005. En números absolutos, el número de delitos violentos subió un 4% de 2016 a 2017, mientras que las violaciones en el mismo periodo aumentaron un 10%. Según encuestas oficiales, en 2013 un 19% de los suecos admitía estar preocupado por la inseguridad ciudadana. En 2018 son un 29%.

De acuerdo con un informe policial de 2017, en Suecia existen 61 "zonas expuestas" con graves problemas relacionados con la delincuencia, el desempleo y la desconfianza hacia las autoridades. En ellas viven unos 5.000 criminales repartidos en 200 grupos. La situación en 23 de esas zonas es tan crítica que se categorizan como "especialmente expuestas". Una de ellas es Rosengård. La Policía no oculta su preocupación. "La violencia es más dura y la falta de escrúpulos, mayor", constata Linda Staaf, jefa de la Sección Operativa Nacional (NOA). "Antes se disparaba a las piernas para asustar; ahora se dispara a la cabeza para matar". El principal quebradero de cabeza de Klas Friberg, jefe de la Región Sur, es Malmo: "La situación es muy seria respecto a a la criminalidad de las bandas y a los asesinatos. Mueren demasiados chicos".

Juventud

Los jóvenes son una fuente de inquietud. En Herrgården, más del 50 de la población tiene menos de 25 años. "La mayor parte de los autores de delitos en estas zonas tienen entre 15 y 25 años", apunta Staaf. "Protegen lo que consideran su territorio y las venganzas son habituales. Hay incluso niños de 10 años que transportan armas y droga. Los educan para delinquir". En Rosengården, el 14,6% de los menores tiene antecedentes penales.

"Otro problema es que nuestro trabajo en estos barrios ha aumentado porque, en muchos sitios, los bomberos y las ambulancias no pueden intervenir sin protección policial", añade. "E incluso con esta protección, la seguridad tampoco está garantizada, porque los agentes, e incluso las comisarías, también sufren ataques". En efecto, en Uppsala, al norte de Estocolmo, y en Malmo, precisamente en Rosengård, se han llegado a lanzar granadas contra comisarías.

El pasado diciembre, una oleada de agresiones sexuales en Malmo, que culminó con la brutal violación en grupo de una joven de 17 años en el barrio de Sofielund, otra zona conflictiva, aunque con un porcentaje de extranjeros del 35%, hizo que la Policía pidiese a las mujeres que no saliesen solas a la calle al caer la oscuridad. Al día siguiente, sin embargo, retiró la recomendación por "desafortunada y confusa".

El primer ministro, el socialdemócrata Stefan Löfven, prometió entonces mano dura: "Es inaceptable que la gente no se atreva a salir de sus casas. La Policía debe tener y tendrá más recursos; vamos a darle incluso más de lo que nos ha pedido". Nueve meses después, la oposición le acusa de haberse limitado a subir los impuestos.

Elecciones en Suecia: el Muro de Malmo
 

Shizuka

Vip
25 Nov 2010
74.612
119
El bloque gubernamental de izquierda y la opositora Alianza de centroderecha empataron hoy en las elecciones suecas, donde el ultraderechista Demócratas de Suecia se convirtió en una decisiva tercera fuerza.

La izquierda obtendría el 40,6 % frente al 40,3 % de la Alianza, aunque estarían empatados a 143 escaños, por 63 de la ultraderecha, según las proyecciones de la Autoridad Electoral de Suecia cuando se ha escrutado ya el 95 % de los votos.

El Partido Socialdemócrata del primer ministro, Stefan Löfven, ganó las elecciones con el 28,3 %, seguido por el Partido Moderado (conservador), con el 19, 8 % y Demócratas de Suecia (SD), con el 17,6 %.

Cuarto sería el Partido de Centro, con el 8,6 %, seguido por el Partido de Izquierda, con el 7,9 %; los democristianos, con el 6,4 %; el Partido Liberal, con el 5,5 % y el Partido del Medio Ambiente, con el 4,4 %.

El bloque gubernamental retrocedió tres puntos porcentuales con respecto a los anteriores comicios de 2014, mientras que la Alianza ganó nueve décimas.

Si se mantiene el resultado provisional, tanto socialdemócratas como conservadores -los dos grandes partidos- obtendrían unas cifras muy negativas: para los primeros, serían las peores de su historia; para los otros, las más bajas desde 2002.

El SD, que en 2014 obtuvo casi el 13 % de los votos, sumaría un avance importante por quintas elecciones seguidas, pero se quedaría lejos de las cifras que le daban los sondeos desde el pasado verano, cuando superaba incluso a los conservadores como segunda fuerza.

Antes de que finalizara el recuento, el líder del SD, Jimmie Åkesson, invitó al jefe de la oposición de centroderecha, el conservador Ulf Kristersson, a iniciar conversaciones para formar gobierno.

Durante la campaña, Kristersson resaltó que pensaba gobernar en minoría, pero sin negociar con el SD, al que el resto de partidos mantuvo aislado la pasada legislatura por ser una fuerza de corte xenófobo.

Pero la Alianza de centroderecha que conforman conservadores, liberales, centristas y democristianos necesita o que el SD se abstenga o que le dé sus votos, en caso de que el bloque opositor sea más pequeño que la izquierda.

Åkesson ha reiterado en campaña que su apoyo no será ni automático ni gratuito y que exigirá concesiones en varias áreas, en especial en inmigración y en lucha contra la delincuencia.

El líder del ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), Jimmie Åkesson, invitó hoy al jefe de la oposición de centroderecha, el conservador Ulf Kristersson, a iniciar conversaciones para formar gobierno.

"Estoy preparado para hablar con todos los partidos, pero en especial invito a Ulf Kristerrson a discutir cómo gobernar este país de ahora en adelante", dijo en su cuartel electoral Åkesson, al que el recuento provisional de las elecciones generales sitúa tercero con el 17,7 % de los votos, casi cinco puntos más que en 2014 y como árbitro.

Escrutados alrededor de tres cuartas partes de los votos, la izquierda mantiene una ventaja de cuatro décimas sobre la Alianza de centroderecha de Kristersson, aunque las proyecciones de la Autoridad Electoral colocan a los dos bloques empatados en número de escaños.

Åkesson señaló que el auténtico ganador de los comicios es el SD, de quien dijo va a tener una influencia "enorme".

"¿Cómo piensas cambiar al gobierno, Ulf Kristersson? A quién vas a elegir, a Stefan Löfven (primer ministro socialdemócrata) o a Jimmie Åkesson? Queremos que contestes a esa pregunta", cuestIonó el líder del SD ante el júbilo de sus seguidores.

Åkesson hacía referencia así al anuncio hecho durante la campaña por Kristersson de que pensaba gobernar en minoría, pero sin negociar con el SD, al que el resto de partidos mantuvo aislado la pasada legislatura por ser una fuerza de corte xenófobo.

Pero la Alianza de centroderecha que conforman conservadores, liberales, centristas y democristianos necesita o que el SD se abstenga o que le dé sus votos, en caso de que el bloque opositor sea más pequeño que el de la izquierda.

Åkesson ha reiterado en campaña que su apoyo no será ni automático ni gratuito.

El líder del SD recordó que el bloque de izquierda "no tiene respaldo parlamentario suficiente ni apoyo mayoritario de la población" y dio por sentado que no seguirá en el poder.

Resultado elecciones en Suecia: La ultraderecha, clave para gobernar en Suecia
 

Shizuka

Vip
25 Nov 2010
74.612
119
DmrssJIXoAA0_5C.jpg:large


  • El amarillo son Demócratas de Suecia (SD), (anti-inmigración y no progre, digamos el VOX sueco).
  • Los rojos son los Social-democratas (el PSOE de aquí pero más progre si cabe).
  • El azul clarito es el Partido moderado (vaya nombre para un partido político ) y el verde oscuro es el Partido del Centro, (estos dos vendrían a ser los C´S de allí).
  • El rojo oscuro o granate es el partido de la izquierda, el PODEMOS sueco.


Estúpidas mujeres. Les debe gustar que los moros y negracos las violen.
 
AdBlock Detectado

Lo entendemos, ¡los anuncios son molestos!

El software de bloqueo de anuncios hace un gran trabajo al bloquear anuncios, pero también bloquea funciones útiles de nuestro sitio web. Para obtener la mejor experiencia en el sitio, desactiva tu AdBlocker.

He desactivado AdBlock