Pablo Iglesias, títere del globalismo económico, pretende sanciones económicas y penas de hasta cinco años de cárcel por negar el cambio climático

Shizuka

Vip
25 Nov 2010
80.347
129
Ya dijo Einstein que solo conocía dos cosas que eran infinitas: el universo y la estupidez. Influidos por el consenso progre, los gobiernos occidentales, todos en cascada, van cayendo poco a poco en ese pozo de idioticia que sopla desde el lado izquierdo del cerebro humano y va penetrando sin encontrar resistencia en su lado derecho.

El drama de las democracias europeas es el poder destructivo que llevan dentro. El sistema político prevaleciente hoy en la mayoría de los países europeos fue decidido por las élites dominantes, tras la II guerra mundial, como un parapeto contra los ideales el fascismo, dejando expedito el camino al marxismo cultural para la promoción de su siniestra concepción del mundo y de la dignidad humana. Lo sorprendente ha sido comprobar cómo la cosmovisión marxista sirve tan bien a los objetivos de las élites globalistas de cara al entero control de nuestras sociedades, lo que ningún estado identificado con lo que ellos llaman fascismo les hubiese permitido nunca.

Uno de los mantras de los maxistas culturales de nuesto tiempo es la defensa del cambio climático y del calentamiento global. Este dogma se ha utilizado para justificar el aumento del poder regulador de los Estados sobre la economía y el poder de las instituciones internacionales sobre los Estados nacionales y sus poblaciones.

Para hacer frente a las desafecciones a los mantras del camhio climático, uno de los más conspicuos representantes del marxismo cultural en España, Pablo Iglesias, pretende la inclusión del negacionismo climático en el nuevo código penal, según fuentes del sector anticapitalista del partido morado. El futuro vicepresidente el Gobierno (si finalmente Pedro Sánchez logra ser investido) pretende que se pueda llegar a sancionar con una multa o una pena privativa de hasta cinco años.

El escenario es cada vez más restrictivo para la independencia crítica alejada del pensamiento único. Cada vez hay más asuntos que no pueden ser rebatidos o cuestionados en nombre de los llamados consensos sociales promovidos por la izquierda. Tener una opinión distinta a la oficial en cuestiones como el aborto, las ideologías de género, el homosexismo, la inmigración y el cambio climático, entre otros muchos, te expone ya a penas de cárcel. El panorama es tan dantesco que hasta se emprenden acciones legales contra el representante de un grupo católico por sostener que «los niños tenían pene y las niñas vulva» (Un hecho científico y no una opinión),

Es imperativo reconquistar los espacios que el totalitarismo ideológico de la izquierda ha arrebatado a la disidencia crítica. Negar la farsa del cambio climático es un aldabonazo en el mentón de la globalización económica y su amplia colección de tontos útiles, siendo Pablo Iglesias uno de ellos.

 

Forofgold

Vip
31 Dic 2017
6.087
33
De los creadores de carcel por cuestionar el holocuento...
 

Otros temas

AdBlock Detectado

Lo entendemos, ¡los anuncios son molestos!

El software de bloqueo de anuncios hace un gran trabajo al bloquear anuncios, pero también bloquea funciones útiles de nuestro sitio web. Para obtener la mejor experiencia en el sitio, desactiva tu AdBlocker.

He desactivado AdBlock