pa utede

Z

Zeds

Invitado
#1
[font=verdana, geneva, lucida, lucida grande, arial, helvetica, sans-serif]Yo antes de cada follada, tal y como me enseñó mi abuelo, introduzco al menos durante media hora los genitales en el agua helada del bidé. Sólo los genitales, la mandanga la suelo pegar con una tirita de celo al abdomen. Durante media hora suelo esperar leyéndome un cómic de Mortadelo y Filemón, o viendo algún capítulo de Doraemon en la PSP, eso si, sin sacar los testículos del bidé, y con unos calcetines tennis sport para el frío. Mientras tanto, la zagala suele ir preparándome la cenita o suele ponerse a ver Sálvame Deluxe, eso es lo de menos. Todo esto, que quede muy claro, sólo sirve con mujeres de una noche, para las de segunda cita no funciona, aunque hay otros truquitos.[/font]

[font=verdana, geneva, lucida, lucida grande, arial, helvetica, sans-serif]Total, cuando los cojones ya están bastante arrugadetes, me hunto un poquito de miel sobre ellos para evitar quemaduras, y me meto a darle al empujón express. Esta es una técnica que fomenta que los testículos peguen unos chispazos de la hostia en la zona vulvar, y multipliquen el placer de mis coitos por diez o por mil, en ocasiones. Y es que en las arruguitas de la bolsa testicular, somos capaces de almacenar pequeños chispacitos, y cuando eres ya alguien curtido en el arte del sexo con desconocidas, te es muy fácil saber jugar con el ano, abriéndolo y cerrándolo, para que la bolsa testicular libere esas descargas. La tía acaba idolatrándote y encima te ha dejado lista la cena, que siempre va bien. Luego, esto ya es algo personal, siempre me gusta ver con ellas "Loca Academia de policía 6", pero esto ya es algo mío, y que no tenéis porque seguir.[/font]