Nega es fetichista de telescopios