Makis quita los copos, primer aviso