Las peticiones de cambio de sexo en Gran Bretaña por parte de los niños aumentaron un 4.400% en los últimos 10 años

El Gobierno británico ha abierto una investigación ante el incremento exponencial del número niñas y niños que han decidido cambiar de sexo (transgender) en los últimos 10 años. Lo ha anunciado la ministra para las Mujeres e Igualdad del Reino Unido, Penny Mordaunt.

Para tal fin, se analizarán las causas sociales de este aumento de transexuales entre niños y adolescentes, las cuales pueden encontrarse en la información o educación sexual y de ideología de género impuesta en las escuelas, las redes sociales, la red de salud mental, la familia… También algunos parlamentarios han hecho pública su preocupación ante las cifras hechas públicas:

– En el curso 2009-2010 el número de niñas que fueron derivadas por médicos para el tratamiento de cambio de sexo fueron 40, y en el curso 2017/2018 las derivaciones de la seguridad social (NHS) al tratamiento de cambio de sexo (GIDS), han sido 1.806 niñas, o sea un incremento de un 4.400%.

– Para los niños, el incremento ha sido menor, pues en el mismo periodo de tiempo ha pasado de 57 a 713 niños derivados de la seguridad social (NHS) al tratamiento de cambio de sexo GIDS), o sea que ha aumentado en un 1.250 por 100.

Según informa la web Aleteia, el año pasado 45 niños derivados de la seguridad social (NHS) al tratamiento del cambio de sexo (GIDS) tenían seis años e incluso menos, registrándose incluso un niño de cuatro años. Las niñas y niños no adolescentes no reciben tratamiento hormonal para el cambio de sexo.

Ahora, la Oficina de Igualdad del gobierno de Londres estudiará el motivo por el que estos niños deciden cambiar de sexo. Los educadores no esconden la excesiva promoción del transexualismo en las escuelas, lo cual ha sembrado “confusión”, indica el diario Daily Telegraph. También se cuestiona si es apropiado que niños de 10 años tengan un tratamiento con hormonas para retrasar la pubertad.

Chris McGovern, ex asesor del Departamento de Educación y presidente de la Campaign for Real Education, dijo: “Esto se ha convertido en una industria. Hay personas están haciendo un negocio alentando a los niños a cuestionar el género a una edad en la que deben ser solo niños. Cuando los maestros plantean estos problemas, los niños pueden sentirse confundidos, infelices y traumatizados por ello“.

Y añadió: “En cierto sentido, estamos imponiendo preocupaciones de adultos a los niños. Las escuelas se sienten sometidas a enormes presiones para cumplir con una agenda políticamente correcta”.

 

Otros temas

AdBlock Detectado

Lo entendemos, ¡los anuncios son molestos!

El software de bloqueo de anuncios hace un gran trabajo al bloquear anuncios, pero también bloquea funciones útiles de nuestro sitio web. Para obtener la mejor experiencia en el sitio, desactiva tu AdBlocker.

He desactivado AdBlock