• Replies: 438
La despótica y totalitaria porquería de la ONU. Luchar contra la pobreza, vida sana, liberalismo sexual, trabajo digno, educación equitativa, buenas infraestructuras, urbes seguras, consumo razonable, proteger nuestro entorno

El logo de la Agenda 2030, hasta en la sopa. En cualquier papelucho gubernamental. Perico el Trolas, Willy Fog en locoide, nuestro disfuncional e ilegítimo presidente roznando cuando le dejan. Hace un mes en la Asamblea de la corruptísima ONU: «La Agenda 2030 es para España una hoja de ruta de país para afrontar los retos actuales y contribuir a un desarrollo compartido y sostenible a nivel global». Se define semejante demencia como un Plan de Acción para la poner un marcha un diabólico plan de que comprende un ligado de acciones denominadas “políticas palanca” y que contienen la adopción de la Estrategia Nacional de Lucha contra la Pobreza, el Marco Estratégico de Energía y Clima, el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para la Igualdad de Género, la Nueva Agenda Urbana Española, el Plan Director por un Trabajo Digno o el Plan Director de Cooperación para el Desarrollo. Insustancial charlatanería velando espantosamente su íntima perversidad.

El nuevo desorden mundial

Agenda 2030, el comienzo de una nueva era. El nuevo desorden mundial. Orwellianamente hablando, cuanto más se desvíe una sociedad de la verdad, más odiará a aquellos que la proclamen. La pregonaremos sobre los aljarafes. El balsámico texto lucano lo confirma. “Nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado en los aposentos, se proclamará en las azoteas.” (Lucas 12, 2-3). Leemos en este desquiciado documento onusino, sin llegar a creerlo, el certificado de nuestra defunción como civilización. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y los 169 objetivos de la Agenda 2030 manifiestan la magnitud y la ambición de este memorándum universal. La Agenda 2030 ejecuta los principios y objetivos establecidos previamente en la Agenda 21 en un sentido completamente nuevo. La Agenda 21 se centró, especialmente, en el medio ambiente, en nuestro entorno más deteriorado, pero la Agenda 2030 afronta prácticamente todas las áreas del quehacer humano. Realmente, un modelo para un gobierno global. Un anillo para someter al mundo. Con su implacable hoja de ruta. Modelo esencialmente dictatorial y, a ratos, genocida.

La dictadura perfecta

Resumiendo, grosso modo, la despótica y totalitaria porquería onusina. Luchar contra la pobreza, vida sana, liberalismo sexual, trabajo digno, educación equitativa, buenas infraestructuras, urbes seguras, consumo razonable, proteger nuestro entorno. ¿Quién no sueña con un “mundo de paz y dignidad para todos”, como precisa el trastornado documento? Suena francamente bien. Pero, como predijo Isaías (5, 20), al mal lo llamarían bien. En léxico increyente, bullshit. Caca de toro, todo este demente documento tan solo es un pretexto, un mayúsculo y hitchcockiano mcguffin, vulgo cortina de humo. Los diecisiete clavos de nuestra categórica crucifixión. Desentrañar el eufemismo, pillar el bisturí, sajar la mala literatura de la ONU. Traduzco.

Tomar el control de todos los bancos centrales. FMI, Banco Mundial, FED, para controlar las finanzas, la moneda. Todo ello en un mundo digital, en una sociedad sin dinero físico. Trabajos esclavos, trabajos de mierda: el torturador tripalium, asalariado lo llaman, perfectamente niquelado. Consumiendo, a posteriori, como chanchitos. Pagando todo ello, por ahora, con los móviles. Y posteriormente, con el chip subcutáneo. Bazofia transgénica: clave de bóveda. La vacunación intensiva, control e intoxicación de la población a través del Codex Alimentarius. Más propaganda de la ONU, lavados de meninges a través de la enseñanza obligatoria, de la cuna a la sepultura. Adoctrinamiento y sumisión en las (j)aulas. El Capitalismo de Estado violando los cerebritos de nuestras púberes canéforas que ofrenden el acanto. Fiera dictadura ginocéntrica dentro de la satrapía general. El varón como residuo desechable. Control de la población a través de una forzadísima «planificación familiar» por todos los medios. Aborto a tutiplén. Eso que no falte. La fulgente fragancia de la masacre. La gran bomba demográfica, evaporándose blancos, islamizando y africanizando sin cesar nuestras patrias. Más planificación calculadísima.

Privatizar todas las fuentes de agua, sin olvidar la rúbrica agregada del deletéreo flúor. Zonas de libre, libérrimo, comercio, que favorecerán, aún más, intereses y beneficios y haciendas de las multinacionales más cleptómanas. Endiabladas autopistas, conurbaciones, vidas atomizadas. Ciudades inhabitables. Socializar la pobreza a nivel mundial. Estado de vigilancia absoluta. Big Data inclemente. El Gran Hermano benthamiano más que orwelliano. Impuestos escalofriantes, paguitas para la chusma, oriunda o alógena. Liquidación, en consecuencia, de las clases medias.

Estelas químicas por doquier. Envenenándonos desde el aire. Prohibiciones ambientales, fiscalizar todos los océanos, incluyendo “derechos minerales” de los fondos marinos. Más restricciones ambientales, más recursos de control de los “derechos mineros”. Misiones, dizque turisteo, de la ONU para el mantenimiento de la “paz». El tribunal internacional de injusticia. Falsarias crisis de “refugiados”. Más «paz” de la ONU. Eclipse casi definitivo de la soberanía nacional en todo el mundo. Un gobierno mundial, un sistema económico único y una religión sincrética para todos. Y mientras, desde ciudad del Vaticano, Pancho I de la Pampa, aguardando la llegada de los bárbaros. ¿Vencerán las élites psicópatas? ¿O, tal vez, puedan ser derrotadas?

El irreversible ocaso del sapiens sapiens

Entreveremos más transformaciones en los próximos 11 años que en los postreros tres siglos. Algunas tecnologías están mutando, a cercén y a contrapelo, a la humanidad en general y, también, cambiando a los seres humanos en particular. Cómo no, eterno memento a Jorys- Karl Huysmans. Se iniciará la colonización de Marte, la Inteligencia Artificial prevalecerá sobre la humana y examinaremos alguna forma de inmortalidad. Algunos humanos llegarán a convertirse en transhumanos. Luego llegará la posthumanidad, modificando brutalmente para siempre la vida en la Tierra y en el Universo. Ese día no tan lejano de 2030, la humanidad llorará como mujer lo que no supo defender como hombre. En fin.

 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #421

Ahora la UE añade las larvas de escarabajo del estiércol a la lista de alimentos para consumo​

Por si tuviéramos poco con los grillos, ahora nos quieren meter en la dieta las larvas de los escarabajos. Una auténtica locura.
Si hace escasos días nos hicimos eco de la autorización por parte de la Unión Europea de la comercialización de polvo de grillos como alimento para su consumo y su inclusión en la lista de nuevos alimentos de la UE, cuyo reglamento hizo público a través del BOE el 4 de enero, ahora nos encontramos con que, justo dos días después, es decir, el 6 de enero, publican la autorización de este organismo para la comercialización de larvas de escarabajo del estiércol como nuevo alimento para su consumo.

No se trata de ninguna broma, es absolutamente cierto y así viene reflejado en el Boletín Oficial del Estado:

«Reglamento de Ejecución (UE) 2023/58 de la Comisión de 5 de enero de 2023 por el que se autoriza la comercialización de las formas congelada, en pasta, desecada y en polvo de las larvas de Alphitobius diaperinus (escarabajo del estiércol) como nuevo alimento y se modifica el Reglamento de Ejecución (UE) 2017/2470.»

«Publicado en:
«DOUE» núm. 5, de 6 de enero de 2023, páginas 10 a 15 (6 págs.)
Departamento:
Unión Europea
Referencia:
DOUE-L-2023-80023»

Como en el caso de los grillos, en uno de los párrafos del citado reglamento hacen alusión al «criterio científico» para su aprobación: «En su dictamen científico, la Autoridad concluyó que las formas congelada, en pasta, desecada y en polvo de las larvas de Alphitobius diaperinus son seguras en las condiciones de uso propuestas y a los niveles propuestos. Por tanto, el dictamen de la Autoridad proporciona motivos suficientes para establecer que las formas congelada, en pasta, desecada y en polvo de las larvas de Alphitobius diaperinus, en las condiciones de uso evaluadas, cumplen los requisitos para su comercialización de conformidad con el artículo 12, apartado 1, del Reglamento (UE) 2015/2283.»

En esta ocasión, el premio a la exclusividad en la comercialización de esta ponzoña se la ha llevado una empresa llamada «Ynsect NL B.V.» Sólo esta compañía está autorizada por la UE para comercializarla durante un periodo de 5 años.

La empresa en cuestión tiene su domicilio social en Ermelo, una localidad situada en los Países Bajos. Dicha empresa realizó hace unos años una solicitud a la Comisión para comercializar entre la población europea las larvas de escarabajo del estiércol en las formas: congelada, en pasta, desecada y en polvo, como ingrediente alimentario en diversos productos destinados a su consumo. Ahora ya cuenta con la autorización de la Autoridad europea a pesar de que en uno de los puntos del reglamento advierten que el consumo de estas larvas puede provocar reacciones alérgicas a las personas que son alérgicas a los crustáceos y a los ácaros del polvo por lo que consideran conveniente que los alimentos que contengan esas larvas se etiqueten adecuadamente.

Ah, un pequeño dato que se nos había pasado por alto, el texto lleva la firma de la presidenta de la Comisión Europea, la señora Ursula VON DER LEYEN. ¿Las comerá ella? Seguro que no.

En fin, la conclusión es que la siniestra Agenda avanza más deprisa de lo que esperábamos. Esto está siendo una auténtica locura.

 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #422

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #423


EJEMPLO DE CIUDADES DE 15 MINUTOS.

Extracto de la película IN TIME (En tiempo) 2011

En una ciudad estilo InTime adaptada a las políticas de cambio climatico, los ciudadanos vivirian aislados en diferentes zonas económicas según su estatus social.

Los pobres en guetos con trabajos esclavistas. Los ricos en el lujo lejos de los pobres.

Para pasar de una zona a otra necesitas permiso y pagar peajes cada vez más costosos para evitar que la gente pobre pueda cruzar o emigrar a lugares de niveles sociales altos.

En la zona de Oxford empezarán un test para convertir las ciudades en Zonas de 15 minutos.

Si lo unes con las CBDC, incluso pudiendo pagar podrias no poder cruzar a otro distrito o zona, ya que tu CBDC programable no permitiria pagos en otro distrito fuera de "tu zona".

Las películas de ciencia ficción a veces son superadas por los planes de la élite.
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #424


Esto es lo que hacen los ciudadanos de Oxford con su ciudad de 15 minutos
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #425
dDGOuc.jpg
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #426


Esto es lo que hacen los ciudadanos de Oxford con las ciudades de 15 minutos
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #427


El Foro Económico Mundial va ahora a por los habitantes de París

Con uno de sus distópicos vídeos. Con esa música basurienta, les quieren convencer de lo mucho que contaminan, mientras ellos irán a la reunión de Davos a bordo de miles de jet privados.
Quien no quiera ver, a estas alturas, lo que pretende esta mugre, es que ya no se entera de nada.
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #428
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #429

Un estudio de la ULe concluye que el consumo de insectos conlleva riesgos para la salud​

Un equipo de investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León (ULe) ha concluido que "el consumo de insectos también tiene riesgos para la salud" y que "hace falta más investigación" antes de normalizar su incorporación a la cadena alimenticia.

El estudio, que ha salido a la luz después de que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) lo haya señalado como una estrategia de lucha contra el hambre, está firmado por Carlos Alonso Calleja, Camino González Machado, David Jiménez De Juan y Rosa Capita González.

"Estos animales son una fuente alternativa y sostenible de proteínas de alta calidad, ácidos grasos esenciales y micronutrientes. Además, son productos versátiles desde el punto de vista tecnológico y culinario, ya que pueden procesarse triturados, lo que reduce el rechazo que pueden provocar en el consumidor", señala el estudio, que subraya que "la producción de insectos es más favorable para el medioambiente que las producciones ganaderas tradicionales".

Y añade: "Su producción y consumo tienen, también, importantes connotaciones económicas. Así, en aquellos países que disponen de sistemas de producción y canales de comercialización bien establecidos, el precio de mercado de los insectos es muchas veces superior al de otros alimentos, tanto de origen animal como vegetal".

"Este dato, junto con el hecho de que la producción de insectos es más barata que la de los animales de abasto, apunta a una buena oportunidad de negocio. Sin embargo, no todo son ventajas cuando hablamos de comer insectos, ya que su consumo implica algunos peligros potenciales para la salud", advierte.

En este sentido, la investigación pone de manifiesto sustancias antinutritivas y tóxicas como la quitina, el material principal del que está formado el exoesqueleto de los artrópodos.

Otro ejemplo son los taninos, que forman complejos insolubles con las proteínas y reducen su biodisponibilidad.

También los fitatos y oxalatos, agentes quelantes que reducen la absorción de elementos minerales como calcio, zinc, manganeso, hierro y magnesio.

Además, precisa que las saponinas interfieren en la digestión de las proteínas, reducen la absorción de vitaminas y minerales y están asociadas con estados de hipoglucemia.

Por otra parte, el estudio indica que los alcaloides podrían, a partir de determinadas dosis, llegar a ser tóxicos para los consumidores, y que algunos insectos, como las pupas del gusano de seda africano (Anaphe venata), contienen tiaminasa y su ingesta puede causar deficiencia de tiamina (vitamina B1).

De igual modo, señala los riesgos de los insectos criptotóxicos, "cuyo consumo debe evitarse ya que contienen hormonas esteroideas, como la testosterona, lo que ocurre en algunos escarabajos".

"El consumo continuado de estos insectos puede provocar retraso del crecimiento, hipofertilidad, masculinización en mujeres, edema, ictericia y cáncer hepático", alerta.

Otras sustancias que pueden encontrarse en los insectos criptotóxicos son los glucósidos cianogénicos (presentes en algunas mariposas), que inhiben determinadas enzimas vitales, mientras que el tolueno, un agente tóxico que afecta al cerebro, hígado y riñón, puede encontrarse en cerambícidos del género Syllitus, y los alcaloides necrotóxicos, en algunos tipos de hormigas.

Además, otro peligro asociado al consumo de insectos de dimensiones desconocidas está en relación con las alergias ya que muchos artrópodos pueden inducir reacciones alérgicas en individuos susceptibles, principalmente causadas por la presencia de tropomiosina, arginina quinasa, gliceraldehído 3-fosfato eshidrogenasa o hemocianina.

 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #430

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #431


Llega NUEVO impuesto PERSONAL a la HUELLA DE CARBONO. ¡Mira que lo hemos AVISADO!
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #432

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #433

Acabarás comiendo insectos, aunque no te des ni cuenta​

El E-120 es uno de los aditivos alimentarios más utilizados. Aporta su llamativo color rojo a aperitivos, yogures, gominolas, refrescos, helados o mermeladas. También es un componente habitual en los pintalabios color carmín. Si está leyendo este artículo es prácticamente imposible que nunca haya consumido E-120. Pruebe a buscarlo en el etiquetado de cualquiera de los productos de su despensa y comprobará que está presente.

Hecha esa comprobación, quizás le gustaría saber –o mejor no– que detrás de esa terminología técnica se encuentra el «rojo cochinilla». Y sí, su nombre es totalmente descriptivo y no deja lugar a las dudas: se obtiene de machacar las hembras desecadas de estos insectos. España es un importante productor, sobre todo en las Islas Canarias, donde es el único colorante del mundo que cuenta con una Denominación de Origen Protegida.

Si todavía no sabía todo esto, reconózcalo, ha comido insectos, aunque no se haya dado cuenta. Es probable que saberlo le de asco. No se preocupe, es normal. Según un estudio realizado por el grupo de investigación FoodLab de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), el 86 % de los españoles nunca ha comido insectos –o eso creen ellos–, y solo un 13 % reconoce haberlos probado en alguna ocasión.

La principal razón que aducen para no consumir insectos es, como en su caso, el asco. Un 38 % de los encuestados afirma que la repulsión le aleja de este alimento, tan común en otros países. La carencia de hábito (en un 15 %), las dudas sobre su seguridad (9 %) o razones culturales (6 %) son otros de los motivos. Y tampoco es que los españoles se muestren muy proclives a incluirlos en su dieta habitual. «Solo un 16 % responde que sí, mientras que un 82 % asegura que no lo haría», afirma el estudio.

Entomofagia​

El trabajo, –elaborado por Marta Ros-Baró, estudiante de doctorado en Salud y Psicología junto a Anna Bach-Faig y Alicia Aguilar, investigadoras de Foodlab y profesoras de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC– además de conocer los motivos de este rechazo, pretende «identificar los parámetros que contribuirían a mejorar la aceptación del consumo de insectos».

Y es que la entomofagia –el consumo de insectos como alimento– cuenta cada vez con más valedores. Desde estudios médicos que afirman que introducirlos en la alimentación humana «mejora la salud intestinal, reduce la inflamación sistémica y aumenta significativamente las concentraciones sanguíneas de aminoácidos», según recuerda el trabajo de la UOC, hasta la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que los considera como una alternativa ante el «rápido agotamiento de los recursos naturales, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad». Y es que, si comparamos la producción de «insectos con la de carne de vacuno, la emisión de gases invernadero es un 95 % inferior y el consumo de energía cae un 62 %», según afirma el estudio de la UOC.

Unos argumentos que, según ha estudiado la universidad catalana, acaban convenciendo a quienes nunca han comido insectos, ni tienen pensado hacerlo, de que «podrían ser una fuente alternativa y sostenible de proteína». Un 58 % de los participantes en el estudio piensa que «su integración en la dieta se podría convertir en una realidad», pero siempre que se altere su forma, de manera que no sean reconocibles. Es decir, como el E-120 que ya consumimos.

Según las investigadoras «un 70 % de las personas manifiesta que una preparación de modo que la forma natural del insecto no se pueda ver haría que su consumo fuera más agradable». Así, el formato en harina recibiría una mayor aceptación (un 23 %), seguido por el de galletas (6 %) o barritas (5,8 %). Es decir, que los insectos se podrían llegar a convertir en el 'soylent green' de la película 'Cuando el destino nos alcance'.

Única tienda en España​

En la práctica, ese consumo ya es posible. Alberto Pérez regenta 'Insectum', en el mercado de Ruzafa de Valencia, la única tienda física especializada en insectos comestibles abierta en España. En su escaparate podemos disfrutar de grillos, gusanos, langostas y larvas, además de procesados derivados de ellos, como varios tipos de pastas, galletas, snacks y barritas. Todos incorporan un pequeño porcentaje de harina de insecto, que también se puede comprar para cocinar en casa.

La experiencia de Pérez es la contraria a la reflejada en el estudio. «La mayoría de las ventas son a clientes que vienen buscando lo curioso y lo quieren entero, no camuflado ni molido», explica a ABC. En realidad, el mercado de Insectum, está entre ese 13% de españoles que reconoce haber probado los insectos alguna vez.

«En España no tenemos ni cultura ni tradición y a la gente le suelen dar asco –reconoce Pérez–, aunque comemos caracoles que, si lo piensas bien, pueden dar más aprensión». «Los clientes vienen por curiosidad, muy pocos se han planteado incluirlos en su dieta habitual», añade.

Pero el principal escollo para la implantación de este consumo no está tanto en la distancia cultural, sino en los problemas burocráticos a los que se enfrenta el sector. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AFSA) aprobó la semana pasada un cuarto insecto para el consumo humano, la larva del escarabajo del estiércol, que se une al gusano de la harina, la langosta migratoria y el grillo doméstico como los únicos autorizados en la Unión Europea.

En 2018, cuando comenzó Pérez con Insectum, no existía regulación y en España se podía comercializar, en base al principio de reconocimiento mútuo, los que estaban autorizados en otros países de la UE. Pero al tratar de poner orden, la mayor parte de ellos (hay miles de especies de insectos comestibles en el mundo) han pasado a ser ilegales.

El problema es que el proceso para su legalización, como todos los trámites comunitarios, es un infierno burocrático además de caro. Lo debe iniciar una empresa interesada en la comercialización, que tiene que asumir, además de las tasas, todos los informes y estudios que justifiquen su idoneidad para el consumo humano.

Esto ha llevado a que solo se haya solicitado autorización para una decena de especies, de las que la UE también permite transitoriamente su venta, hasta que se resuelvan los expedientes. Sin embargo, nadie ha pedido que se reconozcan insectos muy populares, como los provenientes de México, escamoles (huevas de hormiga), chapulines (saltamontes) y hormigas culonas. De esta forma, el consumo de estas especies, habitual en muchos restaurantes mexicanos, es, en la práctica, ilegal en toda la Unión Europea.

Por si fuera poco, a ese problema se suma el sinsentido de que España no tiene una legislación específica sobre la preparación de alimentos con insectos. La consecuencia es que se pueden criar en granjas españolas, pero no se pueden procesar para su venta. Un problema que ha llevado al fracaso a la mayoría de inversores que lo han intentado.

Buen ejemplo es Entogourmet, una startup que en 2019 se instaló en Lorca (Murcia) con la intención de criar grillos para consumo humano. A los problemas propios de un sector en desarrollo, que requiere un gran esfuerzo en inversión e investigación, se unía la traba de que, una vez criados los grillos, tenían que enviarlos a otro país de la UE para que fueran procesados para su consumo.

Entogourmet contaba con un socio holandés (donde si está autorizado el tratamiento de insectos para consumo humano), al que le enviaba los grillos muertos y congelados, para que los devolviera en forma de harina y pasta –fusilli y penne– fabricados con una mezcla de harina del insecto y cereal. Un proceso ilógico que también deben hacer con los insectos que se comercializan enteros y desecados.

Con unos 15 trabajadores, llegó a ser la mayor granja de insectos de Europa. Pero dos años después de iniciar su actividad se vio abocada a la quiebra, incapaz de recuperar la inversión, acosada por los gastos corrientes e sin posibilidad de colocar su creciente stock a un público que todavía no está preparado para este consumo. El de Entogourmet, es el paradigma de las empresas del sector. Startups que comienzan con mucha ilusión e ideas innovadoras pero que acaban ahogadas entre las trabas legales, los elevados costes y el escaso interés de los clientes.

Una sucesión de problemas que aleja la posibilidad de que los insectos se popularicen a corto plazo. Primero, porque los pretendidos beneficios para el medio ambiente no son reales. Con el trasiego por toda la Unión Europea para ser criados, procesados y comercializados su huella de carbono se dispara hasta los niveles de otros alimentos.

Y también porque, con esta rocambolesca estructura de producción, el precio de lo que debería ser una proteína barata se sitúa en el de los alimentos de lujo, por encima de los 300 euros el kilo si lo compramos al por menor. Y eso, sin entrar en el placer gourmet que nos pueden proporcionar, porque –reconozcámoslo– muy pocos nos aportan una experiencia gastronómica digna de ese precio.

Así, que si está dispuesto a asumir esos costes, de nuevo me atrevo a enviarle a su despensa a buscar alimentos y me arriesgo a aventurar que encontraremos un chuletón de buey de Kobe, angulas o caviar de beluga antes que unas larvas del escarabajo del estiércol.

 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #434
dP9udG.png


En dos días entrará en vigor un reglamento en la Unión Europea que permite que los "acheta domesticus", también conocidos como grillos sean añadidos a la harina, el pan, la pasta, etc., como "nuevo alimento autorizado para la población general".

Quieren que comas bichos sin que lo sepas.
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #435

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #436
Giuliana
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #437
dsUwQi.jpg


MÁS FAENA EN EL SUPERMERCADO

Ahora cuando vayamos al supermercado, no solo debemos comparar los precios, si no que además, debemos leer los ingredientes de los productos, para no comer la cochinilla que lleva por nombre técnico E-160 y E-120
 

Shizuka

VIP
Nov 25, 2010
116,235
299
  • #439
Ciudad escocesa prohíbe la carne en las escuelas

Edimburgo se jacta de convertirse en la primera ciudad capital europea en prohibir la carne en las escuelas (y la primera ciudad en privar orgullosamente a los niños de nutrientes).

Edimburgo se ha convertido en la primera ciudad capital europea en comprometerse a prohibir la carne en los programas de almuerzos escolares como signatario del "regalo a base de plantas" en un esfuerzo por combatir el cambio climático.

 

Forum statistics

Threads
112,828
Messages
781,403
Members
39,561
Latest member
Blank1323
AdBlock Detected

We get it, advertisements are annoying!

Sign up to deactivate advertising and enjoy more content and options!
Registered members have no advertising.

Sure, ad-blocking software does a great job at blocking ads, but it also blocks useful features of our website. For the best site experience please disable your AdBlocker.

I've Disabled AdBlock