La lucha sin tregua contra los 20 segundos.