J.L. también se moja por el ELA