He estampado el móvil contra el suelo y a la basura