En 2022 desaparecerá la branquisa del ártico.