El pacto migratorio de la ONU posibilitaría la llegada de 60 millones de marrones a Europa

Rosalía

Queen of the Goddesses
Vip
25 Nov 2010
37.702
141
#1


La eurodiputada británica Janice Atkinson afirma que el pacto migratorio de las Naciones Unidas posibilitaría la llegada de 59 millones de nuevos inmigrantes a Europa en los próximos seis años.

De salir adelante, supondría el fin de la civilización occidental a medio largo plazo.

Rubén Pulido hace un buen resumen del contenido del pacto.

El Debate:

Este pacto silencioso no tiene otra intención que trasladar a un gran número de personas del tercer mundo a países con una economía fuerte y sostenible. Todos sus objetivos apuntan de una forma más o menos sutil hacia este peligroso propósito. En otras palabras, las Naciones Unidas, junto con todos los países que se han suscrito a este plan, desean trasladar a un gran número de personas de África, Oriente Medio y América Central a Europa, América del Norte y Asia Oriental. Los aspectos clave del plan revelan que la inmigración ilegal en el futuro ya no será tratada como un delito, comentemos algunos de los objetivos del borrador final:​

Objetivo 4 f) – Con lo contemplado en este punto, la ausencia de credenciales identificativos de cualquier inmigrante ya no supondrá ningún obstáculo para su regulación.​

Objetivo 15 e) – Este objetivo propone básicamente el uso y disfrute de nuestra Sanidad sin ningún tipo de limitaciones, adaptándose en todo caso a sus necesidades en base a sus códigos culturales para evitar situaciones de discriminación.

Ahora sabemos por qué Pedro Sánchez aprobó la sanidad ‘gratuita’ para ilegales. Entre comillas, porque la pagamos nosotros. Es un sistema de explotación a las clases trabajadoras, imposible de justificar de forma coherente.

En Alemania la prensa de alcantarilla ya está hablando también de garantizar la sanidad ‘gratuita’ a ilegales. Por supuesto no van a mencionar que la ONU es quien está presionando.

Objetivo 16 c) – Realiza una ligera alusión a la necesidad de la reunificación familiar por parte de los inmigrantes ilegales, lo que podría suponer la aplicación de medidas que faciliten que los familiares sean traídos de origen para que los que ya se encuentran en nuestro país no se sientan solos y vulnerables.​

Objetivo 17/33 – Es básicamente una prohibición hacia el pensamiento crítico sobre el comportamiento de los inmigrantes, la crítica a sus acciones podrá ser perseguida y fuertemente condenada.

Objetivo 17 a) – Promulgar, implementar y mantener una legislación que penalice los delitos de odio contra migrantes, y capacitar a las autoridades policiales y otros funcionarios públicos para identificar, prevenir y responder a estas manifestaciones que puedan tipificarse como odio. Deja abierta la posibilidad de la creación de legislaciones que persigan según qué manifestaciones públicas. Tarde o temprano muchos inmigrantes serán víctimas por defecto y medidas de este tipo atentarán duramente contra nuestra libertad de expresión.​

Objetivo 17 c) – Hace alusión directa a los medios de comunicación y propone la creación de leyes que persigan según qué terminologías que puedan ser ofensivas para los inmigrantes, incluso señala la retirada de fondos públicos a aquellos medios de comunicación que se salten dicha legislación.

El pacto contempla también la existencia de ‘refugiados’ climáticos en el ‘Objetivo 17’, dando pie a que marrones y negros puedan pedir asilo en Europa, aduciendo que el ‘calentamiento hueval’ les hace imposible la vida en sus países. Podemos suponer que los europeos no nos beneficiaremos de este punto del tratado, porque lo que el ACNUR entiende por ‘refugiado’ es básicamente ‘persona de color mierda que quiere emigrar a un país occidental’.



Toda esta narrativa de ‘refugiados’ por supuesto es una farsa diseñada para facilitar el reemplazo étnico en los países occidentales. Del mismo modo que el supuesto ‘cambio climático’ solo es una excusa más para empobrecer las naciones ricas, en beneficio del tercer mundo.

Lo hacen para avanzar una agenda globalista que tiene, como objetivo final, la formación de un Gobierno mundial. El principal obstáculo para esta agenda es la existencia de grandes diferencias económicas y étnicas entre los diferentes países, porque un mundo que no es más o menos homogéneo económica y racialmente nunca renunciaría a las fronteras.

Esta agenda globalista va a perjudicar muy especialmente a las naciones ricas. En la práctica, supondrá más subidas de impuestos y sueldos más bajos, en ausencia de beneficios sociales. Porque toda la riqueza que nos está siendo drenada se está utilizando para financiar la invasión.

Las subidas de impuestos y los sueldos cada vez más bajos que estamos experimentando en toda Europa tienen mucho que ver con el hecho de que cada vez hay más marrones viviendo de nuestro esfuerzo. A más gente viviendo de paguitas, menor el sueldo de los obreros; es una consecuencia de lo más natural, por la redistribución de los beneficios económicos.

Los países del tercer mundo por supuesto nunca van a oponerse a esta agenda, porque les beneficia económicamente, y racialmente no van a experimentar grandes cambios.

Los países occidentales, sin embargo, no tenemos nada que ganar con esta judiada. Quizá por eso el pacto incluye la censura de las opiniones críticas con la inmigración, incluyendo el cierre de los medios que no se muestren favorables a este reemplazo étnico descarado.

Que líderes políticos de países occidentales se muestren dispuestos a firmar un pacto como este es indicativo de hasta qué punto nuestros países están dominados por intereses globalistas.

Pedro Sánchez, por supuesto, ha declarado su apoyo a este acuerdo. Así que un hombre que llegó al poder a golpe de moción, con el apoyo del 22% de la población, va a ser quien firme nuestra sentencia de muerte. La España democrática es la hostia. Que vuelva Franco.

El pacto migratorio de la ONU posibilitaría la llegada de 60 millones de marrones a Europa