Detenida una abogada en la Comunitat que se valía de información confidencial de clientes y amistades para facilitar robos y asaltos

Tres personas han ingresado en prisión por formar parte de un grupo organizado liderado por una abogada que se valía de la información confidencial de sus clientes a la que tenía acceso para facilitar robos y asaltos a los otros componentes de la banda, que llegó a sustraer más de 50.000 euros.

Según la Guardia Civil, la denominada operación «Buitres» se puso en marcha en diciembre de 2017 con motivo de la comisión de un robo con violencia y detención ilegal ocurrido en un establecimiento de Torreblanca (Castellón), donde los autores sustrajeron 7.000 euros y maniataron a los propietarios.

Los agentes pudieron identificar a un grupo sospechoso compuesto de dos mujeres y dos hombres que se dedicaban a cometer delitos de similares características, y liderado por una de las dos mujeres, que era propietaria de un despacho de abogados y estaba colegiada en Castelló.

Se pudo detener a los cuatro identificados y se practicaron dos registros, uno en una vivienda de Vila-real y otro en un despacho profesional en Castellón y que era de la letrada ahora detenida.

En los registros se intervinieron dos vehículos, seis teléfonos móviles de alta gama, un ordenador portátil, documentación relacionada y siete memorias USB con numerosa información.

El grupo actuaba gracias a la información sensible obtenida por la abogada sobre sus clientes y amistades, la mayoría personas de avanzada edad, con múltiples propiedades arrendadas y con dinero en metálico en sus domicilios.

Esta información era facilitada al resto del grupo para que cometieran los hechos delictivos, utilizando una «violencia extrema« con las víctimas, a las que maniataban y dejaban abandonadas en las viviendas o locales que asaltaban, además de cerrar las puertas para que no pudieran solicitar ayuda.

En sus robos buscaban principalmente dinero en efectivo y joyas, de cuya existencia y lugar habían sido previamente informados.

Al grupo se le atribuyen los delitos de pertenencia a grupo criminal, de robo con violencia y detención ilegal en Torreblanca en 2017 donde sustrajeron 7.000 euros y maniataron al dueño de un bar; otro similar en Alcossebre, donde sustrajeron 200 euros y maniataron a la propietaria de la vivienda poniendo en grave riesgo su vida, y de robo con violencia en grado de tentativa en mayo y diciembre de 2018 en Almassora, cuando hirieron gravemente a una de las víctimas.

También se les acusa de un robo con fuerza en mayo de 2018 en el Grao de Castelló (donde sustrajeron 25.000 euros y una pistola); un delito de robo con fuerza en grado de tentativa en Almassora y un hurto ocurrido en mayo de 2018 en el Grao de Castelló donde sustrajeron 10.500 euros.

Las diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Castellón y Vinaròs, los cuales han ordenado el ingreso en prisión de tres de los cuatro detenidos.

La actuación ha sido realizada por efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón.

 

Otros temas

AdBlock Detectado

Lo entendemos, ¡los anuncios son molestos!

El software de bloqueo de anuncios hace un gran trabajo al bloquear anuncios, pero también bloquea funciones útiles de nuestro sitio web. Para obtener la mejor experiencia en el sitio, desactiva tu AdBlocker.

He desactivado AdBlock