A quien madruga, MakisOne le ayuda